Escritoras Afrodescendientes

Escritoras Afrodescendientes

Tenemos cierta tendencia a compararnos y esgrimir esta comparativa en nuestra defensa o en la justificación personal.

La comparación es una herramienta cognitiva muy útil que utilizamos para relacionar dos cosas similares aunque no iguales. Con ella conocemos nuestra posición respecto al resto de lo que existe.

El lado oscuro de la comparación es que la utilizamos imbuidas en un sistema tremendamente jerarquizado y dominante por lo que la información que nos proporciona la herramienta viene, por decirlo de alguna manera, contaminada de base.

El problema de usar la comparación en un sistema como el nuestro es que inevitablemente siempre habrá una de las partes que salga perdiendo. La jerarquía convierte la comparación en competición.

Con las lecturas que os proponemos en el nuevo ciclo del club «Mejor juntas» buscamos comprender cuál es nuestra posición, individual y colectiva, y desde dónde miramos.

No es necesario competir por comparación pero sí comprender con empatía. Si el feminismo trata de hacer un mundo más justo para todas las personas aún nos queda mucho por aprender las unas de las otras.

Siempre MEJOR JUNTAS

Harriet E. Wilson. Primera mujer negra que consiguió publicar. Nuestra negra, esbozos de la vida de una negra libre muestra la situación racial en los estados “antirracistas”, todo el mundo tenía razones para invisibilizar su obra.

Alice Walker. Un disparo de su hermano la hizo perder la vista del ojo derecho. Su familia lo consideró un accidente mientras que ella afirma que fue deliberado. La obra de la autora de El color púrpura habla de abrir los ojos a una realidad que no es como la que te han contado.

Octavia Butler. Es pionera al mezclar ciencia-ficción con las reivindicaciones de clase, raza y género. También fue la primera escritora de ciencia ficción en recibir la beca Genius. Parentesco no sólo le permitió dedicarse a la escritura a tiempo completo sino que además es ampliamente utilizado como libro de texto en ámbitos académicos. Nosotras lo vamos a leer en nuestro Club de lectura 😉

N. K. Jemisin. Sus obras se encuentran a medio camino de la fantasía y la ciencia-ficción. Es la primera persona en ganar tres premios Hugo consecutivos, lo que la convierte en la autora en activo con más prestigio de estos géneros.

Maryse Condé. Un sentimiento de inferioridad inoculado por su entorno le impidió escribir antes de los 40. En 2018 no se concedió el Nobel de Literatura pero a ella le otorgaron el premio alternativo creado ex profeso para sustituirlo.

Maya Angelou. Fue una superestrella multifacética reconocida. Destacó como escritora, poeta, cantante, periodista, activista, cineasta, actriz y narradora de la tradición oral afroestadounidense.

Angela Davis. La represión sufrida por vincularse a los Panteras Negras le llevó a estar a punto de ser condenada a muerte. Fue salvada por una movilización mundial en su defensa. Es una de las filósofas actuales de mayor prestigio.

Audre Lorde. Autora de once poemarios, también fue crucial su aportación a la teoría feminista al argumentar una crítica al feminismo blanco de segunda ola y dárle unos cimientos mucho más sólidos.

Toni Morrison. Consiguió el Nobel en 1993 con solo seis novelas publicadas. A partir de ella,la imagen mental de un escritor de éxito en EE.UU. dejó de ser la de un hombre blanco de mediana edad.

Chimamanda Ngozi Adichie Aunque empezó destacando dentro de la novela, con numerosos y reconocidos premios, ha sido el ensayo Todos deberíamos ser feministas el que le ha llevado a ser conocida en todo el mundo y a inspirar hasta a la mismísima Beyoncé.

Adivina a la autora…¡de cómic!

Adivina a la autora…¡de cómic!

Hoy traemos un nuevo juego, muy distinto al último que subimos, nada de sopas de letras con mensajes ocultos, algo un poco más simple, pero que juega también con la imágen y vuestra memoria visual. Nos ha hecho mucha ilusión hacerlo así que esperamos que os guste:

PD: Mañana actualizo con las respuestas y añadimos una bio un poco más larga.

¡Respuestas!

Purita CamposEsther y su Mundo (oficialmente los guiones son de Phillip Douglas) – 1971

Empieza en el mundo de la moda como diseñadora independiente con comienzos bastante prometedores y exitosos, pero debe dejarlo para cuidar a su hijo. Buscando otro trabajo que le permita conciliar, lo encuentra en la editorial Bruguera, donde ya había dibujado las portadas de algunas de sus revistas. Esther y su mundo era la versión en castellano de un tebeo escrito y publicado para el público inglés por el guionista británico Phillip Douglas bajo el título de Patty´s World, pero Pura tenía plena libertad para cambiar cosas o sugerir ideas una vez le llegaba el guión.

Pura recuerda que Phillip una vez le dijo que escribía los guiones que su mujer le contaba. Le explicaba cosas de cuando era pequeña, adolescente, aventuritas…

Patty´s World tuvo éxito en media Europa durante veinte años, pero nunca contó para la crítica hasta que en el Salón del Cómic de Gijón de 2002, dedicado a la mujer, se formaron largas colas en la sesión de firmas de Pura. Esto llamó la atención de las editoriales y permitió el reestreno de la serie con una Esther treintañera, separada y madre de una hija. Y esta vez, con éxito de crítica y público.

Claire BretécherAgripina – 1988

Pionera de la BD francesa, tiene varios hitos importantes en su carrera, entre otros, ser la primera mujer en publicar en Pilote (la revista de Asterix), cofundar la primera revista de cómic para adultos y ser la primera en publicar obra satírica en un medio generalista (Los frustrados, en Le Nouvel Observateur desde 1973 hasta 1981). Roland Barthes dijo que esta obra era el “mejor sociólogo francés” a lo que Claire respondió “siempre tuve la impresión de que dibujaba historietas”. Obtuvo varios premios del festival de Angulema (el más prestigioso del cómic europeo) y consiguió su mayor éxito autoeditándo Agripina desde el 1988 hasta su muerte, una historieta cuya protagonista adolescente le permite criticar la burguesía parisina y una sociedad hiperconsumista. Como curiosidad, también publicó una obra sobre Santa Teresa de Jesus alabada por los teólogos.

Riyoko Ikeda La rosa de Versalles – 1972

Pertenece al llamado «grupo del 24», un conjunto de mujeres mangakas creadoras del concepto de shôjo manga, es decir, del manga dirigido al género femenino. La rosa de Versalles, un manga ambientado en la revolución francesa, fue el primer gran éxito de este nuevo género y su autora fue condecorada con la Legión de Honor de Francia por la divulgación de su historia en Japón. Oscar es la personaje principal, una mujer travestida de hombre que mantiene su condición heterosexual pero que muestra capacidad de decisión y coraje. En obras posteriores toca otros temas sensibles como la drogadicción, el suicidio y las relaciones entre mujeres, siendo también por ello una pionera del yuri manga, o manga lésbico.

Alison BechdelUnas bollos de cuidado – 1983

Ya en la infancia descubrió la ventaja de imitar comportamientos masculinos, incluyendo llevar el pelo corto y leer historietas. Empezó a publicar la tira cómica Unas bollos de cuidado en 1983 pero hasta el 86 no tenía personajes recurrentes. Una de ellas, de 1985, es especialmente relevante. Con argumento de su amiga Liz Wallace y titulada The Rule, se definían las reglas que debían de seguir las películas para no ser consideradas machistas: en la película deben aparecer al menos dos mujeres que hablen entre ellas y cuya conversación no debe versar sobre hombres. Posteriormente a estas reglas se las conoce como test de Bechdel. En 1990 pudo abandonar su trabajo alimenticio y dedicarse en exclusiva a la creación de historietas. En 2006, Fun Home. Una familia tragicómica, basada en su adolescencia, es la que la hace recibir un premio Eisner.

María Ángeles Pérez López nos habla de Paca Aguirre

María Ángeles Pérez López nos habla de Paca Aguirre

¡Que no paramos!

La semana pasada tuvimos la suerte de poder hablar con María Ángeles Pérez López, antologadora de Paca y cuyo curriculum resumimos como persona sabia con la que sin ninguna duda vale la pena hablar y escuchar.

Salimos super contentos de la charla, por lo que no queremos tardar mucho en volver a contar con ella para hablar de su nuevo poemario, Incendio Mineral.

Si quereis saber más sobre la figura de Paca, no dudeis en pasaros por nuestro canal de YouTube, al que estamos dando mucho cariño ultimamente.

Centenario de Marija Gimbutas

Centenario de Marija Gimbutas

Hoy se cumplen cien años del nacimiento de la arqueóloga, antropóloga y escritora lituano-estadounidense Marija Gimbutas, por la que en Ediciones Deliciosas sentimos especial debilidad.

Para celebrarla vamos a publicar un trivial de preguntas en nuestras historias de Instagram. Si te apuntas a saber más de ella y a divertirte un rato pincha en el enlace.

https://www.instagram.com/stories/edicionesdeliciosas/

María de Zayas

María de Zayas

«…porque las almas no son hombres ni mujeres ¿qué razón hay para que ellos sean sabios y nosotras no podamos serlo?»

María de Zayas y Sotomayor (1590- después de 1647)

Poco se sabe de esta célebre escritora madrileña, excepto que al estar su padre al servicio del conde de Lemos, la familia se trasladó a Nápoles cuando el conde fue nombrado Virrey. También que vivió en Zaragoza pues la primera parte de sus Novelas ejemplares y amorosas se publicaron allí en 1637, sin embargo, ese mismo año, Ana Caro viajó a Madrid y se hospedó en su casa. María de Zayas y Ana Caro son contemporáneas, ambas solteras, ejercieron profesionalmente la escritura y se tenían admiración y amistad. Diez años más tarde, María publicó la segunda parte de sus novelas en Madrid, y al no tener más datos se supone que ya estaba instalada en la corte definitivamente. María de Zayas gozaba del prestigio suficiente como para que se solicitase su colaboración en los homenajes a algún autor significativo, por eso nos han llegado algunos poemas suyos. Sus novelas cortas que superaban en ventas a las de Quevedo, se estuvieron difundiendo con regularidad hasta el siglo XVIII. Fue tan famosa, que el francés Paul Scarron, cuya ocupación era copiarse de los mejores escritores de nuestro barroco, la plagió descaradamente. Olvidada después de que la Inquisición la prohibiera, Emilia Pardo Bazán nos la devolvió dedicándole un volumen en su colección Biblioteca de la Mujer. En sus escritos, María de Zayas argumentaba que la inferioridad intelectual de las mujeres no se debía a la falta de inteligencia, sino a la falta de instrucción pues se la destinaba a tareas alienantes en vez de enseñarles a ejercitar el raciocinio. Es por ello por lo el feminismo la señala como una de las pioneras en reivindicar la igualdad y la sitúa como referente de su genealogía.

ENLACES DE INTERÉS:

Mujeres en la historia (RTVE)

María de Zayas y el derecho a ser de las mujeres (Cervantes virtual)

Blog de Carmen Andreu Gisbert

Todostuslibros.com

Luisa Sigea

Luisa Sigea

«Un fin, una esperanza, un como. ó quando;
tras sí traen mi derecho verdadero;
los meses y los años voy pasando
en vano, y passo yo tras lo que espero;
estoy fuera de mí, y estoy mirando
si excede la natura lo que quiero;
y así las tristes noches velo y quento,
mas no puedo contar lo que más siento».

Luisa Sigea  (1522 – 1560)

Luisa Sigea hablaba español, francés y portugués, por circunstancias familiares, y estudió el italiano, el latín, el griego, el hebreo, el árabe y el caldeo por el gusto a los idiomas. Sus conocimientos abarcaban la Filosofía, la Poesía, la Oratoria y la Historia. Con dieciocho años hizo llegar al Papa Paulo III una carta en latín presentándole lo que luego recopilaría con el título: Quosdam ingenioli mei flosulos (Algunas flores de mi ingenio). Esta primera publicación fue muy bien recibida y le permitió abrirse paso en el mundo de las letras. Dos años después entró a formar parte del séquito de doña María de Portugal como escritora de la corte. Las cortes reales de Castilla, Aragón, Portugal del Renacimiento, contaban con poetas, pintores, músicos y jóvenes damas llamadas Puellae Doctae, formadas en distintas disciplinas. Estas mujeres fueron muy influyentes en el pensamiento, las artes e incluso en la política; algunas llegaron a ocupar puestos de poder. Luisa, considerada como una de las mentes más brillantes de su época, recibió numerosos encargos reales, como parece que fue su célebre poema Syntra, escrito en latín y que años después se publicaría en Francia.  Sus obras fueron muy apreciadas, divulgadas y traducidas y su nombre muy conocido pero una vez que dejara la corte de Portugal, su destino cambió y le fue muy difícil encontrar un medio donde poder desarrollar sus facultades. Sus últimos poemas expresan su tristeza y pesimismo. Hay un episodio desgraciado que ilustra cómo la fama de Luisa Sigea, extendida fuera de España y que alcanzó al siglo XVIII, jugó en su contra: en Francia, Nicolás Chorier escribió siete diálogos sáficos y le atribuyó a Luisa Sigea la autoría. La obra tuvo un éxito arrollador porque el estar firmado por una mujer resultaba aún más morboso.

ENLACES DE INTERÉS:

El mundo entre nosotras

Blog de Carmen Andreu Gisbert

Web sobre Luisa Sigea

Luisa Sigea de Tarancón y la Infanta doña María de Portugal: “amicitia” entre desiguales, aprendizaje en común (Academia.edu)

Epistolario Latino

Ana de Jesús

Ana de Jesús

«Venia toda Granada, como si vinieran á ganar Iubileo: y á vna voz dezian, que eramos Santas, y que auia Dios visitado esta tierra con nosotras».

Ana de Jesús
(1545 – 1621)

Aunque desde muy joven quiso entrar en religión hasta los veinticuatro años no ingresó en el Carmelo. Cuando Teresa de Jesús la conoció confió plenamente en sus capacidades para continuar la reforma carmelitana. Ana de Jesús fundó en la Península los conventos de Beas de Segura, Granada y Madrid e intervino indirectamente en las fundaciones de Málaga y Valencia. Más tarde extendería la Orden por Francia, Los Países Bajos y Cracovia. Hasta los siete años no rompió a hablar y este silencio de sus primeros años, lo siguió manteniendo en otros aspectos de su existencia; en sus escritos, actas, declaraciones y correspondencia se mostró directa, concisa, sin ninguna complacencia retórica y sin prodigarse en datos autobiográficos. Sin embargo, esto no le impidió defenderse o protestar. En los procesos del Santo Oficio contra Teresa de Jesús, Ana hizo una declaración de 17 folios a su favor y cuando las autoridades eclesiásticas quisieron derogar la autonomía de los monasterios femeninos para controlarlos Ana, junto a un grupo de prioras, consiguió del Papa la ratificación de las constituciones elaboradas por la fundadora. Esto le costó la prisión y más tarde el exilio.  Destinataria del Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz y  del Libro de Job de Fray Luis de León, su labor como editora y traductora es inestimable. Publicó la obra de Teresa de Jesús prologado por Fray Luis y más tarde en Bruselas la traduciría al latín y al flamenco. Así mismo organizó el Cántico Espiritual y lo imprimió primero, en cuadernillos para los conventos, pero ya en Bruselas, lo editó y difundió pues en España estaba prohibido. Olvidada hasta por su propia orden, a Ana de Jesús, silenciosa y silenciada, le debemos la herencia espiritual de nuestros grandes místicos.

ENLACES DE INTERÉS:

De la rueca a la pluma.

Ana de Jesús y las biografías del Carmen descalzo. (Instituto Cervantes)

Ana de Jesús, cronista de la fundación del Carmen en Granada (Instituto Cervantes)

Ana de Jesús, profeta de ayer y hoy (carmelopuzol.org)

Sor Marcela de San Félix

Sor Marcela de San Félix

«En la soledad se quitan
las nubes grandes y opacas,
y el alma, llena de luz,
toda la verdad abraza».

Sor Marcela de San Félix
(1605 -1687)

Fue en el siglo XVII donde se escribieron los más encendidos anatemas y se pronunciaron los desprecios más misóginos contra la inteligencia de las mujeres, pero fue también un siglo donde aumentó notablemente la nómina de brillantes escritoras que fueron capaces de abrirse camino. Y ya tuvieron que brillar para conseguir hacerse ver y ser admiradas y reconocidas como lo fueron. Ante tantas dificultades y censuras no hay otro camino que la excelencia.  Marcela de Carpio,  fue una de esas talentosas mujeres. Profesó a los dieciséis años en el convento de las trinitarias con el nombre de Sor Marcela de San Félix y alcanzó gran fama con sus escritos en los que el estilo satírico era su principal característica. Utilizaba la mordacidad con maestría, usaba la métrica con dominio y su lenguaje, en una época en que la forma se cuidaba en extremo era rico e ingenioso.  Se sabe que compuso una autobiografía espiritual y cinco volúmenes de poesía y teatro. Las comedias, siempre de asunto religioso, se representaban en el convento y en ellas, Sor Marcela disfrutaba interpretando algún personaje; por algo su madre fue la celebrada actriz Micaela de Luján.  De toda su producción solamente quedan veintidós romances, dos seguidillas, un villancico, una décima, una endecha, ocho loas, una lira y seis obras teatrales denominadas Coloquios espirituales. Todo lo demás fue quemado por “consejo” de su director espiritual cuyas dotes persuasivas debían de ser muy eficaces aunque no se entiende qué ganaba él con eso. Sor Marcela fue la hija predilecta de Lope de Vega, vivió con él desde los ocho años hasta que entró en las Trinitarias Descalzas, en la calle paralela a la de la casa paterna.

ENLACES DE INTERÉS:

Mujeres en la historia

Tu otro diario

Muerte del apetito (representación de Finea teatro)

Obra “completa” (Intratext)

Oliva Sabuco de Nantes

Oliva Sabuco de Nantes

«Cuando la esperanza de tu bien pereció, luego busca, inquiere e imagina otra».

Oliva Sabuco de Nantes (1562-1646)

En 1587 se publicó en Madrid la «Nueva Filosofía de la naturaleza del hombre, no conocida ni alcanzada de los grandes filósofos antiguos, la cual mejora la vida y salud humana. Compuesta por Oliva Sabuco». La prologaba una carta a Felipe II, donde la autora siguiendo el protocolo de la “captatio benevolentiae”  se declara humilde sierva y vasalla, ruega al rey que proteja a las mujeres en sus azarosas aventuras y añade la narración de Plinio sobre la cautiva de Getulia, que habiendo huido de sus carceleros, encontró refugio entre leones. Trasladando este pasaje a su vida, se aprecia que es más que un recurso retórico. Su obra, que ella considera un hijo al que debe defender, tuvo que someterse a un largo proceso por si incurría en herejía, antes de ser autorizado por Felipe II y entrar en imprenta. Un año después de su publicación a raíz de unos desacuerdos entre padre,  hija y yerno en los que intervino la justicia, el padre se atribuyó la autoría del escrito. Con esto exponía a la hija a multa y prisión por fraude en acta notarial y usurpación de nombre. Oliva demandó un examen público que no se llegó a efectuar, para demostrar sus conocimientos: prueba de que los tenía. En el libro hace grandes aportaciones a la medicina: recomienda protegerse la nariz y la boca y no tocarse los ojos durante la epidemia de la peste; resalta la importancia para la salud de las buenas conversaciones, la música, la naturaleza, el control y armonía de las pasiones y emociones, pero su principal descubrimiento fue el jugo cerebral que llamó quilo. Esta joya del Renacimiento español, no solamente fue elogiada por su contenido científico o filosófico sino por su estilo al que comparan con el de Cervantes.

ENLACES DE INTERÉS:

Mujeres con ciencia

Revista Destiempos

Nueva filosofía de la naturaleza del hombre (Cervantes virtual)

María de Jesús de Ágreda

María de Jesús de Ágreda

«Tú quieres y me mandas que te imite; estampa y graba en mí tu viva imagen. Tú sembraste la semilla en mi terreno corazón; guárdala y foméntala, Madre y señora mía, para que te dé fruto centésimo. Encamíname hasta el fin».

María de Jesús de Ágreda (1602-1665)

María Coronel y Arana monja desde los trece años, nunca salió de Ágreda, sin embargo su fama traspasó los muros del convento por sus prodigios. Fenómenos de bilocación, levitación o arrobos despertaron el fervor de las gentes y las sospechas del Santo Oficio que instruyó procesos contra ella. Se le atribuye a Sor María, gracias a su bilocación, la evangelización de Nuevo México, Texas y Arizona; la novela de Javier Sierra La dama azul trata de este hecho. No obstante, la importancia de María de Ágreda no estriba en estas manifestaciones sobrenaturales sino en su obra de creación como autora y en su correspondencia como confidente y consejera de Felipe IV. Durante veintidós años, mientras el imperio se deshace,  la monja da al rey asesoramiento financiero, le indica estrategias militares y le expone su ideario sobre cómo debe conducirse un monarca cristiano en su vida y en el ejercicio del poder. Tras la guerra contra Cataluña, de la que profetizó el resultado de algunas batallas, consiguió que se respetara las constituciones de los reinos autónomos, creando un equilibrio entre las coronas de Castilla y Aragón; medió en las negociaciones de la Paz de los Pirineos y sorteó conspiraciones  en las que quisieron involucrarla y calumnias con las que la quisieron acusar.  En 1726 fue inscrita en el Diccionario de La Real Academia como autoridad en la lengua, y Corominas afirma que el cultismo  “duplicidad” se documenta por primera vez en sus escritos.  Su obra maestra es La Mística Ciudad de Dios, considerado como un poema teológico sobre la vida de la Virgen María, que fue prohibida por heterodoxa, aunque la condena finalmente se sobreseyó no sin controversia. Esta obra, traducida varios idiomas consta de más de doscientas ediciones.

ENLACES DE INTERÉS:

La 2: Mujeres en la historia

Concepcionistas Franciscanas

Mística ciudad de Dios

Correspondencia con Felipe IV