Cuento de Navidad VIII

Cuento de Navidad VIII

✨La trayectoria de Ana Rossetti es ampliamente conocida, sin embargo aquí no venimos a contaros lo que ya sabéis sino cómo se alió con Ediciones Deliciosas.

✒️En 2010, Ana impartió un curso de escritura en el que, por casualidad, se apuntó Nares. Ahí comenzó la amistad entre ellas. Desde ese momento, las charlas y los consejos de escritura y lectura serán una constante que anime al proyecto y avive la generación de ideas. Fue Ana quien más alentó el salto de llevar a cabo las primeras sesiones de La Habitación de las Mujeres en 2016, y quien, con su presencia, ha permitido la constitución de Ediciones Deliciosas como asociación. Como veis, ha estado desde el principio.

🛋️Con Ana hemos realizado un encuentro sobre poesía erótica, un coloquio sobre «Memorias de Leticia Valle» de Rosa Chacel –una de nuestras autoras fetiche–, y otra sesión acerca del trasfondo de su obra «Devocionario», un poemario malentendido del que dice no querer volver a publicar si no es con una edición crítica comentada. Además, gracias a ella hemos participado en ferias, fiestas de barrio y paseos durante años, y hemos colaborado con proyectos y autoras que nos ha descubierto.

🦉Las funciones que Ana cumple en la asociación son fundamentales, ya que propone actividades, aporta experiencia y conocimientos, suministra libros y documentación a la biblioteca deliciosa, redondea ideas, infunde sabiduría y estimula al proyecto para seguir adelante.

💚¡Ana siempre incita al atrevimiento y a la mejora!💚

Cuento de Navidad VII

Cuento de Navidad VII

🤗Hoy nos apetece abrazaros. Esta es una de las cosas que más hemos echado de menos durante este año tan loco. Abrazar es dar cariño y agradecerlo, y no existe ningún sustituto, o sucedáneo, que lo iguale.

💬Así que de momento seguimos con las ganas de dar abrazos físicos a diestra y siniestra, pero aprovechamos este post para verbalizar aquellos abrazos que tanto nos apetecería dar y que tanto te mereces.

🧑🏾‍🤝‍🧑🏼Ya seas una seguidora de nuestras redes desde hace mucho o una reciente, alguien que alguna vez vino a una sesión o quién no se perdía ninguna, una suscriptora a la newsletter o una lectora de nuestro blog, este abrazo es para ti.

🙌Pero, sobre todo, este abrazo es para nuestras 7 mecenas. Las siete primeras personas que no han querido que se escape 2020 sin apoyarnos de una manera tangible y concreta. Gracias a vosotras podemos soñar con perfeccionar lo que hacemos y embarcarnos en nuevos proyectos.

👏Gracias a Ana, la primera de las primeras, gracias a Belén, Andrea, José, Diana y Oriana. Como mecenas Colombinas sois el pilar fundamental donde apoyarnos, nos dais más fuerza de la que os podéis imaginar para seguir adelante.
Y gracias, por supuesto, a Ángela, nuestra primera mecenas Coralina, por llevar tanto tiempo apoyándonos y decidir seguir haciéndolo en otro nivel.

🙉Nos impresiona mucho no saber quiénes sois algunas de vosotras, ni cómo habéis llegado hasta aquí, así que estad atentas porque para el 2021 queremos conoceros más y queremos que seáis unas mecenas orgullosas de serlo y de apoyar este proyecto.

💚Para quien aún se lo esté pensando, Aquí hay un enlace a nuestro Patreon con toda la información que necesitas, y si nos sigues pero en este momento no te lo puedes permitir recuerda que comentar y compartir también es una gran ayuda.

👐¡Un abrazo virtual enorme para todxs!👐

Un erizo satisfecho

Un erizo satisfecho

El 31 de diciembre de 2011, Enrique era un informático satisfecho. No tenía el trabajo de sus sueños pero le pagaban por pensar (se decía). Peor aún, se había reconducido exitosamente hacia la informática después de haber estudiado geología, una carrera con pocas salidas. Estaba cómodamente instalado en la clase media en la época de crisis. Un hombre blanco hetero que había vencido a la vida, que había bajado a los 90Kg con la dieta Dukan, y que había ligado en la fiesta de fin de año.

Ese Enrique creyó haber ligado con alguien que no significaría más que un buen comienzo de año. Pero la vida te cambia de un momento para otro aunque no nos demos cuenta hasta muchos momentos después. Ese ligue era Nares.

Por otra parte, en la realidad de HBHdPM (hombre blanco heterosexual del primer mundo), Enrique sabía que tenía el respeto de sus amigos, colegas y familia, sin embargo, no del todo el suyo propio. Quería conseguir terminar, de la mejor manera posible, con una relación anterior que mantenía en el famoso territorio masculino del “sin compromiso” y, sobre todo, necesitaba saber qué quería hacer de útil con su vida. Sus sueños de juventud de ser compositor o de meterse en política, no eran posibles sin invertir mucho tiempo, así terminó siguiendo el flujo de la presión social y le ascendieron a jefe de proyecto. Lo suyo con Nares iba a un ritmo bastante raro, ninguno de los dos estaba acostumbrado a no pasar ansiedad, a recibir y dar cariño sin delimitar al otro, a hablar sinceramente sobre lo que las distintas situaciones que vivían les hacían sentir, o a no vivir dramas, y durante dos años la cosa fue más o menos: ahora cortas tú, ahora corto yo, ahora somos amigos y después volvemos a intentarlo.

Esto les llevó a algo que hacen muchas parejas, y suele suponer una gran vergüenza social, que es inventarse un lenguaje propio para que las palabras cargadas de significantes ajenos, o malencaradas, o contaminadas de ideologías, o innecesariamente ambiguas que se proferían ellos, pero que nos proferimos todxs; fueran desde la voluntad de comunicarse profundamente tiernas. Así nació EL FRÚ. Y con el Frú la cosa fue yendo bien.

–>Enrique dice que Nares le convenció para que se fueran a vivir juntos, y Nares dice que lo decidieron juntos y que se lo curró mucho para conseguirlo. En algún punto de toda la vorágine de amooor, Enrique se da cuenta de que es machista. La cabeza de Enrique bullía por dentro: No, no, no, eso no puede ser porque mi madre me proporcionó una educación laica y de pago, y soy muy consciente de que fue ella quien me educó porque mi padre nos ignoraba olímpicamente, y mi madre era una mujer y … (ya sabéis como sigue esto).

La convicción de Nares hace que la acompañe a las ferias artesanales. Sin saberlo empieza a colaborar con Ediciones Deliciosas y descubre las reacciones de las personas que compran las primeras plaquettes únicas y las primeras chapas, lo contentas que están y cómo cuentan a Nares lo mucho que las ayudan. No tardó mucho en apreciar que, con su presencia detrás de una mesa de libros de poesía, un sábado cualquiera, estaba mejorando más el mundo que el resto del mes como jefe de proyecto. 

Hace un año Enrique dió un salto de fe. Dejó el trabajo de jefe de proyecto y se unió al equipo de Ediciones Deliciosas. FRU LOVE IS TRUE LOVE.

Actualmente contesta mails, hace dossieres y presupuestos, la web, escribe, investiga, se documenta, pone una lavadora, resopla cuando Nares le corrige los textos, tiende la ropa, hace juegos de palabras y todo sin salir de casa. Verdaderamente las feminazis tienen unos poderes increíbles. Durante este periodo, ha desempeñado los cargos más diversos: secretario de la asociación, director de contabilidad, preboste de inventarios, webmaster metamórfico, dependiente supremo o lo que surja. Está orgulloso de su actividad performativa de culto oculto y de que su animal totémico le represente. Enrique se siente un erizo satisfecho.

Cuento de Navidad II

Cuento de Navidad II

 (…viene del post anterior)

Poco a poco, y gracias a las que serán sus socias, vuelve a la carga. En febrero de 2020 Ediciones Deliciosas se transforma en una asociación cultural sin ánimo de lucro y en junio se presenta el taller impartido por Ana Rossetti «Porque me apoyo en ti», primera actividad organizada por la nueva asociación. Con la pandemia el proyecto se reconduce a la organización de eventos online, de los cuales ya se han impartido cuatro lecturas-coloquios y dos talleres.

Para 2021 amenaza con ampliar el número de eventos y talleres y mejorar su cadencia de aparición. Ya se tienen concertados el Taller de escritura creativa I con Marisa Mañana y próximamente anunciaremos la sesión del mes de enero. También pretende perpetrar nuevas fechorías como la edición de nuevos libros y la publicación de vídeos y directos.

Sin embargo, es muy consciente de que durante todo este tiempo el apoyo y la implicación de las colaboradoras ha sido indispensable para que el proyecto haya salido adelante.

En Ediciones Deliciosas valoramos la sabiduría de cada mujer, por eso nos encanta que tantas compañeras creadoras nos sigan acompañando en la labor de difundir y divulgar la poesía, la literatura y el arte a través de nuestros encuentros.

Queremos desde aquí, dar las gracias a todas las personas que han participado en cada uno de los eventos organizados por Ediciones Deliciosas y mandarles un abrazo mullido y confortable:

Ana Rossetti
Valentina Trio
Paz H. Páramo
Ana Pérez Cañamares
Diana García Bujarrabal
Eva Gallud
Eva Hierneaux
Silvi Orión
Antonio Romar
Celia B. Soul
Miguel Martínez
Violeta Serrano
Inma Luna
Nieves Álvarez
Dori Campos
Rosario de Gorostegui
María Pámpanas
Beatriz Ortiz
Noni Benegas
Ada Salas
Rosana Acquaroni
María García Zambrano
Luz Pichel
Desmudas
Andrea Lebeña
Deborah Antón
Sheila Blanco
La Venganza de Maruja Mallo
Marie Tanco
Elisa Lois
Ana Musma
Manuela Lurguie
Julio Hernández
Olvido Andujar
José Naveiras
Guadalupe Grande
Inma Marcos
Violeta Castaño
José Baena
Aída B. Garzón
Álvaro Bueno
Rosa Silverio
Pablo Gallego Boutou
Colectivo Sororidades
India Toctli
Ana Patricia Moya
Kathi Mansilla
Andrea Mazas
Laura Casielles
Milagros Salvador
Paloma Camacho
Pilar Astray
Vanesa Basurto
Alberto García Teresa
Ana Castro
Mónica Caldeiro y
Tania Panés 

Gracias a vosotras seguimos adelante en la visibilización, dignificación y difusión de las aportaciones de las mujeres a la Historia del Arte y de la Literatura y continuamos tejiendo y entrelazando saberes y habilidades.

¡Estad muy atentas porque esto es imparable!

Cuento de Navidad I

Cuento de Navidad I

Ediciones Deliciosas nació en 2014 al calor de una feria de edición en el barrio de la latina. A Nares le habían ofrecido participar en una feria artesanal y se le ocurrió encuadernar de una manera original dos plaquettes de poemas propios. Estaba un poco obsesionada (léase flipada) con los objetos únicos y decidió hacer cada ejemplar distinto, lo que le llevó a meterse en un jardín importante. Para más inri, al poco tiempo les propuso a varias poetas, a las que admira, hacer lo mismo con alguno de sus proyectos más breves. El proyecto resistió precariamente durante años por pura voluntad, y la inestimable ayuda y compañía de las colaboradoras.

No mucho después le diagnosticaron una enfermedad crónica y tuvo que dejar su trabajo habitual. Durante esa época la actividad fue limitada pero ininterrumpida y Nares aprovechó para formarse en áreas relacionadas con lo que ella quería hacer: Estudió diseño gráfico, proceso editorial, edición de vídeo, animación, y participó en talleres de encuadernación artesanal, escritura, collage y otras técnicas plásticas. No hizo más cursos porque no le daba la vida.

En 2017, le suceden dos cosas importantes, gana el accésit del IX Premio de Poesía Pablo García Baena (¡Yuju!) y después de años de experiencia participando en la organización de eventos ajenos, decide dar el salto (léase por fin empezó a creer en sí misma) y coordinar un ciclo mensual en el que cada mes una poeta, escritora, artista o creadora invitada prepara una lectura-coloquio en la que comparte su propia genealogía literaria y artística, de referentes femeninos, con absoluta libertad de tema, perspectiva y forma de exposición; y, una vez al trimestre, programa una Jam de poesía en la que compartir poemas escritos por mujeres. Así nace «La habitación de las mujeres», proyecto en el cual han participado más de ochenta colaboradoras de las de apapachar muy fuerte.

En 2018 cofunda el proyecto «La Venganza de Maruja Mallo» con el objetivo de divulgar a través de vídeo-entrevistas y acciones performativas de guerrilla a artistas y creadoras plásticas. El proyecto fue premiado en la #BienalMAV 2018 en la categoría de “Proyecto de autor <35”.

Un año más tarde, a su madre le diagnostican cáncer de colon y muere tres meses más tarde. Esto supone una paralización casi total en las actividades de todos sus proyectos durante un tiempo.

(Continuará…)