¡Vuelve nuestro Obrador de poesía-collage!

Si quieres desarrollar tu creatividad, acercarte de otra forma a la poesía, y compartir experiencias de una manera gozosa… ¡Este es tu sitio!

Puedes elegir modalidad (online o presencial) y el objetivo final del curso: una exposición conjunta o participar en una publicación.

Las que lo probaron lo saben y lo dicen. Preguntamos a las “obradoras” sobre su experiencia (tanto online como presencial) con la práctica de la escritura de poesía y el collage, y esto fue lo que nos dijeron:

«Me ha parecido muy estimulante, ejercicios muy bien planteados y un hilo conductor super interesante. Me quedo muchísimo con el minimalismo y su poética».
«Que es práctico, se aprende haciendo. Además el ser poquitas contribuye a que la experiencia sea tan agradable».
«He encontrado un espacio fantástico de gente fantástica, que me enriquece mucho. Salgo muy inspirada de cada sesión».
«El tener un espacio/tiempo donde compartir y crecer. La evolución desde que empecé hasta la última sesión fue importante para mí».
«El espacio de “La imprenta” también contribuye a crear un muy buen ambiente».
«El compartir y aprender de las participantes, la motivación y la pasión de su coordinadora».
«La apertura mental a la creatividad que se nos ha dado».
«Crear con las manos en compañía de gente muy maja».
«He conseguido desbloquearme».
«El análisis sobre las obras».
«Que sea tan interactiva».

Algunas ya tenían conocimientos previos en comunicación visual, otras ya escribían, y también las hay que nunca habían hecho algo así, se apuntaron para poner en práctica su creatividad y dejar de procrastinar algo que llevaban deseando mucho tiempo. Eso sí, todas se atrevieron, se autorizaron y se apuntaron a vivir esta experiencia.

Se dice, se comenta, que hay algunas que incluso van repetir.

Si tú también quieres introducirte en el maravilloso mundo de la hibridación creativa no lo pienses más y hazte este regalo.

Y si te queda cualquier duda pregúntanos y te la resolvemos lo más rápido que podamos.

Empezamos la última semana de enero y ya estamos deseando coger las tijeras y el boli.

Deja una respuesta