Asociación cultural feminista Madrid, Spain

Performance poética con sillas, de unos 7 minutos de duración. Estrenada el 02/02/2020 para el evento Daydreaming organizado por Genoma Poético para la presentación de la edición en papel del catálogo poético “Levantarse”.

Como preámbulo, entre 15 y 20 sillas son colocadas en algún lugar de donde se desarrolla el evento, aparentemente al azar, formando una montañita de asientos. La performadora comienza el texto como si fuera una buhonera, llamando la atención con unos gritos. Una vez conseguida, prosigue con su retahíla. Su discurso tiene parte de la locura lúcida de una vagabunda, las reminiscencias de un conjuro medio olvidado y, colándose como por desliz, alguna verdad secreta.

Mientras prosigue, interpelando de cuando en cuando a los espectadores, como si fuera la plaza del pueblo en día de mercado, un par de voluntariosos colaboradores ponen en movimiento las sillas desamontonándolas una a una (sillas heredadas en todos los estados posibles de conservación), las hacen transcurrir zigzagueándolas por el escenario como el pensamiento por el tiempo y, una vez desplazada la última, continúan, esta vez escogiendo cada vez a la más rezagada, continuando el vagar de esta larga fila de sillas.

El texto parte de la idea de que para levantarse primero hay que estar sentado, o tumbado. Sentarse puede ser lo mismo que sentirse, pausar el pensamiento, tomar una foto de él, y luego, inevitablemente, volver a dejarlo deambular. El símil de las gallinas es simplemente la presión social, la influencia del pensamiento ajeno sobre el propio. Por último, se explora la idea de llegar a verdades ocultas a través de la etimología, las palabras transforman la realidad como por arte de magia.

Deja una respuesta